Toxina Botulínica

La capacidad que tiene la toxina botulínica para paralizar los músculos por denervación química sirve como medicamento en el tratamiento de algunas enfermedades neurológicas y también como medicamento estético para el tratamiento de las arrugas de expresión en el rostro.

La aplicación de toxina botulínica se realiza estratégicamente en el músculo responsable de la línea o arruga de expresión, causa su relajación temporal y brinda al rostro una apariencia más descansada, rejuvenecida y agradable. La toxina botulínica, comercialmente conocida como Bótox® o Xeomil® o Dyscort®, es un tratamiento discreto y conveniente para devolverle a la piel su lozanía y juventud sin necesidad de intervenciones quirúrgicas.

El Dr. Luis Fernando González es un médico especializado en la dermatología estética, clínica y quirúrgica que conoce la anatomía facial a la perfección y domina cómo utilizar la toxina botulínica para rejuvenecer el rostro. Para más información sobre este tratamiento, comuníquese con nosotros al +57 1 7953782 o llene el formulario de contacto de este sitio web.