Dermatitis Atópica: Una Amenaza Latente Para Niños y Adultos

Abril 26, 2018


Es posible que hayas escuchado el término "dermatitis atópica" anteriormente, en algún momento, y tal vez no tienes muy claro lo que significa o no conoces los detalles acerca de ella. La dermatitis es una enfermedad de la piel que genera entre sus principales síntomas una comezón intensa, ampollas, erupciones rojas, entre otros, y sus orígenes se atribuyen mayormente a factores genéticos, disfunciones del sistema inmunitario, factores ambientales y alteraciones en la permeabilidad de la piel. Aunque primordialmente afecta a infantes, en realidad puede llegar a presentarse en personas de cualquier edad. Su mayor incidencia es en niños y jóvenes, con mayor presencia en infantes de países desarrollados, con un 60 % de los casos en bebés no mayores al primer año de vida. En este blog, te hablaré con más detalles acerca de esta afección, una de las causas por las que con frecuencia indico tratamientos dermatológicos en Bogotá a mis pacientes, y te explicaré por qué es capaz de afectar a cualquier persona.

Dermatitis Atópica Manchas PicazónPara comenzar a atender un caso de dermatitis atópica, lo primero es verificar la presencia de signos que ayuden a identificar y confirmar que, en efecto, se trata de esta enfermedad la que está afectando a un paciente. El eccema, una lesión caracterizada por la resequedad y descamación, es uno de los síntomas más típicos, principalmente en los niños. En muchos casos, la dermatitis atópica puede llegar a resolverse a la edad de 36 meses, y son muchos los pacientes que la superan a partir de la adolescencia. Se reconoce con certeza la presencia de dermatitis atópica cuando se identifica una reacción por hipersensibilidad muy parecida a la alergia, bastante aguda, capaz de producir una inflamación crónica que ocasiona picazón y descamación. Cuando la persona se rasca y produce irritación crónica, esto provoca que la piel se vuelva gruesa y adquiera una textura similar a la del cuero.

Aunque no es correcto indicar algún tipo de tratamiento en términos generales para atender esta afección, ya que cada paciente presenta un caso específico para el cual ha de haber un tratamiento particular que el especialista determinará una vez la persona vaya a consulta, es posible al menos describir recomendaciones generales sobre las medidas que el paciente debe tomar después que se presenta esta enfermedad. Nunca debe olvidarse que el cuidado y la precaución con respecto a las lesiones es responsabilidad directa del paciente. Evitar el rascado, mantener las lesiones alejadas de agentes dañinos como el calor excesivo y los rayos solares, así como evitar la aplicación de productos en la piel sin haberlo consultado previamente con el médico, son algunos de los deberes a cumplir en cualquier situación, independientemente de lo avanzada que esté la enfermedad. Es muy importante tener siempre presente que la automedicación no debe ser nunca una opción válida, especialmente en situaciones de este estilo, en las cuales las lesiones que la dermatitis causa pueden incluso haber alcanzado un estado severo, dependiendo de cada caso.

Muchas personas piensan que la dermatitis es una afección inofensiva o de implicaciones simples, pero la verdad es que sus efectos pueden ser lamentables si no se atienden debidamente y con supervisión profesional oportuna. Las complicaciones más usuales relacionadas con esta enfermedad son, por mencionar algunas, las infecciones de la piel causadas por el estafilococo áureo o dorado (Staphylococcus aureus), una bacteria que vive de forma permanente en la piel del 90 % de quienes sufren de esta enfermedad, y que se encuentra presente solo entre el 2-25 % de las pieles sanas. Un caso agravado de dermatitis atópica también puede dar lugar a otras infecciones causadas por virus, como el molusco contagioso, que produce bultitos lisos y brillantes, del color de la piel, con una depresión central. Los hongos también atacan con mayor incidencia a quienes sufren de esta enfermedad, ya que son pieles especialmente vulnerables. Los ojos pueden verse igualmente afectados por la dermatitis atópica debido a un caso de queratoconjuntivitis, una inflamación de la córnea y la conjuntiva. Las lesiones causadas por el virus del herpes también pueden complicarse con la presencia de la dermatitis atópica, ya que este virus provoca la aparición de vesículas o úlceras que pueden alcanzar un estado severo si se ven agravadas por los efectos de la dermatitis, capaces de vulnerar los tejidos.

Dermatitis Atópica Cremas¿Qué hacer ante un caso de dermatitis?
Como tu especialista en dermatología de confianza, siempre podrás esperar mis recomendaciones particulares sobre esta afección basadas en mi amplia trayectoria, especialmente si estás ahora mismo enfrentando tú o tu hijo un caso de dermatitis atópica. Lo primero y más importante es mantener la piel en las condiciones más cuidadas, higiénicas y favorables para ayudarla a recuperarse de forma más óptima, en el menor tiempo posible. El uso de cremas humectantes, mantener las uñas bien recortadas, especialmente en el caso de los niños, e incluso el uso de guantes suaves al dormir de noche si el rascado se convierte en un problema son medidas válidas para mantener la afección a raya. Lo más importante que debe hacerse para afrontar la enfermedad de la mejor manera es consultar al especialista y seguir al pie de la letra las indicaciones y los tratamientos que él indique.

Siempre existe una manera ideal de atender cualquier enfermedad, sin importar su naturaleza, y la dermatitis no es la excepción. Si tú o tu hijo están enfrentando un caso de dermatitis atópica, lo más importante es que pongas tu caso en manos del especialista para que sea él quien te oriente acerca de cuál es la solución más apropiada para ti. Si acudes a mi consulta y hablamos directamente, ya habrás dado el primer gran paso para recibir orientación particular y las indicaciones para lograr superar esta afección de la mejor manera. Si deseas contactarme, no dudes en comunicarte al +57 1 7953782 o a través del formulario de contacto ubicado en esta página. ¡Te atenderemos en breve!