La Pérdida de Cabello es un Problema que se Puede Detener. Te Cuento las Alternativas

Mayo 31, 2018


Alopecia. Son muchísimos los pacientes que, al llegar a la adultez temprana, les toca enfrentarse a este problema, capaz de generar serias consecuencias estéticas y hasta psicológicas, considerando el cambio tan drástico de imagen que perder el cabello significa, especialmente en los casos más graves. No obstante, existe cierta desinformación acerca de esta afección: qué es exactamente, por qué aparece y en qué consiste. La alopecia es la enfermedad por la cual se produce una pérdida anormal del cabello. También se le conoce con el término de calvicie. Aunque la zona más afectada suele ser el cuero cabelludo, la alopecia es capaz de afectar otras zonas de la piel en las que habite pelo, como las pestañas, cejas, axilas, barba e incluso en la región genital. Aunque la forma más típica de alopecia es la androgenética, la enfermedad se clasifica en grupos, ordenados según su origen y manifestaciones. La alopecia androgenética es responsable del 95 % de los casos y afecta principalmente a los varones, menos frecuente en las mujeres. En este blog te contaré a grandes rasgos cómo es que esta afección es capaz de generar tantos problemas y cuál tratamiento de calvicie en Bogotá es el ideal para cada paciente, según su caso.

Cuando se trata de alopecia androgenética, decimos que estamos ante una calvicie cuyo origen es bastante definido. Y es que su nombre se deriva del hecho de que esta aparece por acción de las hormonas masculinas o andrógenos sobre el folículo piloso. Esto provoca su miniaturización progresiva y la eventual pérdida de la hebra capilar. Las otras formas más típicas de esta enfermedad son la alopecia areata, la alopecia universal y la alopecia cicatricial, en la cual se produce la destrucción del folículo piloso y es por lo tanto de carácter irreversible. No son pocos los motivos que pueden dar origen a la pérdida del cabello. La alopecia se puede presentar en muchas formas y puede tener su origen en causas genéticas, ciertos medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, deficiencias nutritivas y ciertas enfermedades de la piel o generales. La misión del especialista tratante es emitir un diagnóstico lo más acertado posible acerca del tipo de alopecia que sufre el paciente para así poder recurrir al tratamiento más conveniente.

Al igual que existe una gran diversidad de formas de calvicie y causas distintas que la originan, los posibles tratamientos que se pueden asignar frente a la alopecia son también muy diversos, dependiendo de cada paciente. Antes de que el médico tratante pueda decidir qué hacer frente al problema, lo primero y más importante es identificar claramente las causas que están provocando la enfermedad. Si se trata, por ejemplo, de un caso de tiña del cuero cabelludo, debe considerarse cambiar o interrumpir los medicamentos que están causando la pérdida del cabello. Es común que se receten antifúngicos que son administrados por vía oral. Si la alopecia es provocada por trastornos hormonales, puede ser atendida con medicamentos o con cirugía, según la causa. En otras ocasiones, la pérdida de cabello puede deberse a un déficit de hierro o cinc en el organismo. Aunque es frecuente que la alopecia sea la consecuencia de un cuadro patológico o condición genética en sí, existen ciertas situaciones en las que la pérdida de cabello tiende a resolverse por sí sola, sin la ayuda de ningún tratamiento. Estos casos tienen su origen en un estrés físico, pérdida de peso reciente, cirugía, enfermedad grave con fiebre o parto (efluvio telógeno), entre otras.

Se me está cayendo el pelo o lo he perdido casi todo… ¿Qué puedo hacer?


La ciencia moderna y los estudios que han permitido desarrollar la dermatología actual han jugado un papel central en la aparición de tratamientos quirúrgicos alternativos para la recuperación del volumen capilar cuando se trata de casos extremos en los que nada parece funcionar para evitar que el pelo se siga cayendo. Uno de ellos es el trasplante de pelo, técnica en la cual los folículos pilosos se extirpan de una parte del cuero cabelludo para trasplantarlos a la zona calva. Aunque se trata de una técnica cuya implementación exige mucho tiempo, ya que solo se trasplantan uno o dos pelos cada vez, no requiere la extirpación de grandes áreas de piel y permite orientar los implantes en la misma dirección en la que nazca el cabello natural. Existe, además, una técnica quirúrgica que consiste en extraer las zonas calvas para luego estirar las que sí tienen pelo y así cubrir un área más amplia. Esto puede funcionar en pacientes que no hayan perdido la totalidad de su volumen capilar, sino que presenten unas zonas más desprovistas de pelo que otras.

Aunque, como es evidente, combatir un caso de alopecia puede ser bastante complejo y en ocasiones difícil, antes de recurrir a un tratamiento de alopecia en Bogotá, como especialista de la dermatología debo antes darte algunas de mis mejores recomendaciones generales para evitar que, si estás sufriendo de este problema, pueda llegar a complicarse. Lo mejor es comenzarla a combatir cuando dé las primeras señales de aparecer. Como se ha mencionado en otros tópicos tratados en anteriores blogs, los hábitos juegan un papel decisivo en cualquier asunto relacionado con la salud y la estética, y el proceso de recuperarse de una alopecia no es la excepción. Es importante tener presente que ciertos factores emocionales y psicológicos como el estrés, depresión y ansiedad son capaces de acelerar el proceso de caída del cabello.

Realizar un pequeño masaje diario ejerciendo un poco de presión con la yema de los dedos sobre el cuero cabelludo ejerciendo movimientos circulares estimulará la circulación y fortalecerá la salud de la cabellera. Beber suficiente agua a diario, incluir alimentos con vitamina A en la dieta como hígado, zanahoria, huevos y queso, evitar el uso excesivo de la secadora y accesorios como ligas con peinados muy apretados, así como evitar fumar y la aplicación de químicos fuertes en el cabello son varios de los hábitos y cambios en tu estilo de vida que pueden ayudarte a evitar sufrir de alopecia. En cualquier caso, poner tu problema en manos de un profesional con experiencia es la mejor decisión. Yo puedo ser ese especialista que te brinde todo el apoyo que requieres. Si acudes a mi consulta y hablamos directamente, ya habrás dado el primer gran paso para evaluar la posibilidad de someterte a un tratamiento efectivo para combatir la alopecia o considerar algunas de las alternativas que te ofrezco en caso de pérdida total del cabello. Si deseas contactarme, no dudes en comunicarte al +57 1 7953782 o a través del formulario de contacto ubicado en esta página. ¡Te atenderemos en breve!